ENVÍO GRATIS a península por compras superiores a 45€

Shopping Cart

No hay productos en el carrito.

Mi bebé, sus primeros pasos
/
/
Mi bebé, sus primeros pasos

Mi bebé, sus primeros pasos

Si eres padre primerizo, probablemente tendrás muchas dudas acerca de algunas cuestiones claves del desarrollo y del crecimiento. Una de ellas es, precisamente, la capacidad de andar. Los seres humanos, cuando nacemos, no sabemos caminar, sino que poco a poco acabamos adquiriendo esta capacidad.

Para que tengas la información fundamental al respecto, vamos a darte algunas pistas a lo largo de este artículo.

¿Cuándo empieza a caminar un bebé?

La capacidad de caminar de manera totalmente independiente no es fácil de adquirir. De hecho, durante mucho tiempo, el bebé necesitará de orientación y apoyo por tu parte, pero cuidando que la sobreprotección no limite los movimientos del pequeño.

En todo caso, como norma general, la mayor parte de los bebés comienzan a caminar entre los primeros 9 y 12 meses de vida. Ahora bien, cada niño es diferente, y en muchas ocasiones hay sustanciales diferencias de unos a otros. En este sentido, puedes mantener la calma si tu hijo ya tiene el año de edad y todavía no camina. En algunos casos el proceso comienza entre los 16 y 17 meses, dependiendo de los casos.

¿Cómo acompañar a tu pequeño en su proceso de aprendizaje?

Nosotros te recomendamos que sigas los siguientes consejos cuando se trata de acompañar a tu bebé en sus primeros intentos de caminar:

  • Escoge un lugar de la casa con suficiente espacio para que tu hijo se ejercite. Lo ideal es un pasillo.
  • Trata de apartar cualquier mueble u objeto que pueda ser peligroso para tu pequeño. Igualmente, trata de proteger la zona con cojines para bebé. Ten en cuenta que los primeros pasos siempre son torpes, y cabe la posibilidad de que haya caídas, golpes y tropiezos.
  • Una vez implementadas las medidas de seguridad, anima a tu pequeño a caminar. Puedes motivarle a andar con algún peluche personalizado para bebé, pero nunca le obligues. Si obligas a un bebé a caminar y no está preparado todavía, podría coger miedo al proceso.
  • Empieza primero cogiendo tu pequeño con las manos.​ Una vez vaya cogiendo seguridad, él mismo querrá caminar apoyándose en las paredes y los muebles.
  • Poco a poco, el niño se sentirá cada vez más motivado y seguro de lo que está haciendo y aprenderá a caminar definitivamente.

En conclusión, ya se puede decir que tienes algunos de los datos clave con respecto al proceso de aprendizaje a caminar de los niños. En tu mano está seguir los consejos que te hemos dado para garantizar que el desarrollo de tu hijo ocurra de la manera más conveniente. Recuerda que, además, para que tu hijo pueda aprender a caminar de la mejor manera, deberá encontrarse lo más cómodo posible.

Por eso, no dudes en comprar ropa de bebé cómoda, elástica y de calidad para él. Eso facilitará en gran medida el proceso.

 

 

Tag:
Share

Deja una respuesta